Vida y muerte: los dos extremos de la balanza de la existencia

Vida y muerte: los dos extremos de la balanza de la existencia

Festival de dia de muertos


Para Rudolf Steiner, y para muchos otros filósofos, vida y muerte no son sino los opuestos en la balanza de la existencia del alma. La vida biológica, como la conocemos, se hace presente con el nacimiento y concluye en aquello que llamamos muerte. Todo lo que transcurre en este periodo suma nuestras vivencias, nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, integra nuestra biografía personal y nos coloca en la posibilidad de engendrar nuevas vidas, es decir, nuestros hijos.

Las relaciones entre las personas van dejando en la experiencia un cúmulo de emociones y pensamientos que, con frecuencia, trascienden en el tiempo y se convierten en parte de la cultura de una familia, de una comunidad y de una nación. En el caso de la familia, los lazos construidos durante la vida, tienen sus raíces en el alma y en los sentimientos. Con la muerte física, estos lazos no se destruyen, sino que son transformados por aquellos que aún permanecen en vida.

 Para nosotros, en México, el Día de Muertos es un momento de encuentro, de recapitulación, con nuestros sentimientos hacia los seres queridos que se nos han adelantado en esto que llamamos la muerte. En Los Caracoles –un tanto por que es nuestra cultura mexicana, y otro tanto porque reconocemos estos lazos de amor-, año con año nos reunimos en estas fechas para recordar y para enviar pensamientos, recuerdos y cariño a nuestros familiares y amigos ya fallecidos, desde lo individual, lo familiar y lo comunitario. El Día de Muertos, en Los Caracoles, es un festejo de lo humano, de lo trascendente y de la alegría por la vida.


¿Te ha gustado esta publicación? compártela y/o déjanos tus comentarios abajo


También puedes…

Descarga aquí la guía GRATIS de Consejos prácticos para el mejoramiento del cerebro de tu hijo(a)

Deja un comentario

Menú de cierre
Show Buttons
Hide Buttons