Las materias de la primaria en la Pedagogía Waldorf son, en términos generales, similares a la educación tradicional. Sin embargo, la forma de abordaje es muy distinta e implica una gran profundización en cada tema.

En la Pedagogía Waldorf se pondera la vivencia por sobre la conceptualización, el acercamiento desde los sentidos a la materia de estudio. Por ello, cada materia se aborda a profundidad en bloques en tres o cuatro semanas. Estos bloques de la clase principal se ven en clase durante las dos primeras horas de la mañana, pero se inicia con una parte rítmica en la que se suceden rondas (danzas, para los niños de tercero en adelante), canciones (de acuerdo con la época del año que se vive), versos, juegos y la flauta (pentatónica hasta segundo; diatónica a partir de tercero).

Contenidos por grado en la primaria Waldorf

Primer grado

Se trata de un espacio de transición a la primaria, donde el alumno –a partir de la narración de cuentos de hadas y duendes- experimenta de manera paulatina el alejamiento de su primera infancia. El ritmo y la musicalidad son fundamentales en este grado, en el que se hace una primera aproximación a los contenidos del resto de la primaria: Dibujo de Formas, Conocimiento del Medio, Matemáticas, Español.

Segundo grado

El eje temático de este grado son las fábulas –sin moraleja- y las historias de vidas ejemplares. Los niños ya están más despiertos, listos para comenzar a dar una mirada más amplia al mundo que les rodea, comenzando a sentir una distancia entre ellos mismos y lo circundante. Surge la alegría ante los pensamientos que viven en la naturaleza, a través de los personajes de las fábulas, y también hay una necesidad del alma infantil de vivenciar ideales o metas de personajes reales de la historia de la humanidad. Se continúan los contenidos de las materias iniciales vistas en primer grado, ampliando la visión del estudiante y otorgando mayor carga académica.

Tercer grado

El eje del tercer grado se ubica en el acompañamiento que la currícula Waldorf y el Maestro hacen del alumno que transita de manera natural hacia su separación del mundo y de los otros, para llegar a una firme presencia de sí como individuo. Las narraciones del ciclo provienen de las imágenes arquetípicas del Antiguo Testamento, como una de las formas en que el ser humano se explica sus orígenes y su evolución temprana, así como una analogía del proceso que el propio niño vive en el tránsito en su desarrollo personal. A partir de tercero, la currícula se diversifica, incluyendo materias que llevan al alumno a conocer e interactuar con el mundo que le circunda: Oficios, Construcción, Agricultura, las que se suman a Matemáticas, Dibujo de Formas, Español y las materias de especialidad y talleres de oficios.

Cuarto grado

El conocimiento del mundo circundante se amplía, y por primera vez llega la línea del tiempo para el alumno: Historia regional y Geografía regional. Los trazos del dibujo de formas surgen del Medievo. Las narraciones emergen de la mitología antigua nórdica, para apoyar el surgimiento del yo como impulso de vida en los niños. Las matemáticas incluyen ya a las fracciones. En Español, las reglas ortográficas básicas. Llegan materias nuevas como Botánica y Zoología. Los alumnos necesitan verse desafiados y puestos a prueba en todos los aspectos de su trabajo; “trabajo, trabajo y más trabajo” es la mejor consigna para el cuarto grado.

Quinto grado

En este año, se busca hacer con el estudiante la transición del mito a la historia y el énfasis en el individuo. Los alumnos desarrollarán una conciencia mayor de la interrelación entre la vida y el entorno –especialmente por el estudio de la Botánica-. Se dará énfasis en el ideal olímpico original y se fortalecerá el ejercicio constante de la memoria y de la interactuación social. En Español se trabaja con las diferencias de verbos pasivos y activos, así como los modos directo e indirecto. Se aborda la Historia Antigua de la Humanidad, enfocándose en el medio oriente y en Grecia. Llega la Geografía Física y la Humana. La Zoología se aborda desde nuevas perspectivas y en las Matemáticas se continúa con fracciones y se llega a decimales.

Sexto grado

En las indicaciones pedagógicas de Steiner y de otros pedagogos en coincidencia se establece el hecho de que el pensar abstracto en el ser humano comienza cerca de los trece años de edad. Por ello, el maestro de este grado procura trabajar con la creciente orientación de los niños hacia el mundo exterior. Las facultades críticas de los niños deben ser dirigidas a observar el mundo natural desde un punto de vista científico y se entretejen nuevas relaciones sociales que conllevan responsabilidades para con la comunidad escolar entera. Las narraciones de este grado se relacionan con la caída de Grecia, la fundación de Roma, el Imperio Romano y su expansión, para llegar hasta el Medievo, hacia el 1400 DC.

Séptimo grado

En este ciclo, los alumnos cumplen 13 años de edad; con ello, viene un cambio, no sólo físico, sino en realidad, de consciencia. Es por eso que los maestros Waldorf buscan ofrecer nuevas perspectivas a estos estudiantes, dirigiendo su atención, sobre todo, al mundo. Se anima a los alumnos a tomar iniciativas y a apreciar ideas de origen abstracto y lógico. También, hay que estimularles a desafiar actitudes y suposiciones que antes eran aceptadas por venir de la autoridad y se les lleva a formular sus propios puntos de vista, a la vez que aceptar el hecho de que los otros quizá vean al mundo de otra manera. Se introduce, por primera vez en la currícula, un bloque dedicado en exclusiva a la fisiología humana, con énfasis en los sistemas del organismo, en la sexualidad y en la salud en general. Con todo lo anterior, se busca que los alumnos vayan aumentando su capacidad de juicio. En una idea, se busca que los alumnos se perciban a sí mismos como ciudadanos del mundo. Las narraciones abordan el Renacimiento y hasta el siglo XIX, haciendo hincapié en la Era de las Exploraciones: por los mares, por la tierra, por los cielos.

Octavo Grado

Este grado marca el final del periodo del maestro de clase titular y del proceso de educación inicial y media. Se trata de un ciclo de “redondeo” de la escolaridad del alumno, quien se encuentra de lleno en la adolescencia. A esta edad, el mundo de las ideas comienza a tener sentido para los jóvenes, sus facultades críticas son notablemente superiores y emerge un lado razonador y razonable del estudiante. Para el maestro de grupo, se trata de un grado en el que hay que reunir todo lo que los alumnos han vivenciado en su paso por la primaria, para ayudarles a conformarse una imagen del mundo con significado central, que les lleve a ser individuos éticos que aspiran lograr metas en sus vidas. Se presentan trabajos individuales de investigación para, al culminar el ciclo, ser presentados públicamente. Se prepara a los alumnos para un nuevo estilo de enseñanza, el que encontrarán a partir de la educación preparatoria.

En nuestro caso, acompañamos el avance curricular tradicional Waldorf con canciones, representaciones, periódicos murales e investigaciones sobre los temas del Calendario Cívico Mexicano, con el objetivo de situar a nuestros niños en el contexto nacional y darles sentido de pertenencia.

Materias de especialidad que apoyan el proceso de desarrollo de nuestros niños:

  • Ecología y biodinámica (desde Jardín de Infancia)
  • Desarrollo corporal (sin competencia ni violencia)
  • Música (pentatónica hasta 2°, diatónica a partir de 3°)
  • Conjuntos corales e instrumentales (desde Jardín de Infancia)
  • Taller de modelado en barro (a partir de 3°)
  • Artes Manuales (pilar de la formación Waldorf, desde Jardín de Infancia)
  • Idioma extranjero (en nuestro caso, inglés)
  • Teatro y danza
  • Danza regional mexicana
  • Pentatlón deportivo a partir del 5° grado
  • Taller de vida práctica (7° en adelante)

¡ Tu hijo puede ser parte de Los Caracoles !

Si bien somos una asociación civil basada en el esquema de Escuela en Casa de varias familias en un solo campus, nuestros estudiantes deben acreditar sus conocimientos, tanto de nivel Primaria como de Secundaria. Esto, de acuerdo con las leyes y reglamentos vigentes en la República Mexicana y para hacer factible su paso al nivel medio superior o técnico.

¿Cómo acreditan nuestros alumnos sus conocimientos académicos en la norma oficial mexicana?

Nos apoyamos en el INEA, organismo gubernamental federal, que posee programas de validación y certificación tanto para estudiantes con conocimientos de nivel primario como secundario. Al presentar y acreditar las baterías de exámenes, nuestros estudiantes obtienen los certificados oficiales de la Secretaría de Educación Pública, válidos en cualquier institución de educación media-superior o de nivel técnico.

Para las familias que optan por proseguir con la educación media-superior en la Pedagogía Waldorf, los estudiantes de Los Caracoles tienen pase preferencial. Los Caracoles sostiene relaciones institucionales con escuelas e iniciativas Waldorf en América del Norte y del Sur, en Europa, en Asia, en África y en Oceanía.

Show Buttons
Hide Buttons