Al decidir tomar la educación de nuestros hijos en nuestras manos, nos inclinamos por adoptar la Pedagogía Waldorf: una educación que, a nuestro parecer, reúne los elementos necesarios para formar seres humanos íntegros, éticos, sociales, imaginativos, creativos y ecológicos.

El hilo conductor de la enseñanza Waldorf es el arte, así como el acompañamiento que de los alumnos hace su maestro, mostrando y haciendo en vez de dar instrucciones. Así, facilitamos el autoaprendizaje en los niños.

En Waldorf, la filosofía de la enseñanza se basa en el concepto de que el ser humano se desarrolla con base en septenios y que cada una de estas etapas está claramente determinada en cuanto a sus necesidades en lo físico, en lo emocional, en lo anímico y en lo mental-cognitivo, elementos que deben ser proporcionados de manera paulatina y consciente por los adultos en derredor.

La música en Los Caracoles

En la Pedagogía Waldorf, la música ocupa un papel esencial en el desarrollo del individuo y en el factor social. La vivencia y la enseñanza de la música inician desde el Jardín de Infancia.

Para el primer septenio, música pentatónica: en el Jardín, tocada por las maestras y cantada por todos; en primero y segundo de Primaria, los niños y niñas aprenden a tocar la flauta y a cantar en coro, guardando el ritmo y la tonalidad. A partir de tercer grado, llega la música diatónica y la flauta barroca.

En Los Caracoles, a partir de cuarto grado, se suma la experiencia de la flauta alto y la de la guitarra. En sexto grado, llegan otros instrumentos de cuerda (violín, cello), de aliento (clarinete, saxofón, trombón) y de percusión (tambores diversos), así como una introducción a los teclados.

A partir de quinto grado, se reúnen las experiencias previas para comenzar a leer partituras, buscando que ya en octavo se domine la notación musical, se toquen varios instrumentos, se hagan ensambles orquestales y se integre el coro con diversas tesituras.

Es decir, en Los Caracoles nos ocupamos de que los estudiantes puedan comunicarse con el verdadero idioma universal, la música.

Show Buttons
Hide Buttons